A finales de la década de los 90, Jill Parker, integrante original de las Fat Chance Belly Dance, fundó su propia compañía de danza Ultra Gypsy enfocada hacia un estilo de danza tribal más complejo y expresivo que el ATS. Después de ocho años decide desarrollar su propia versión de la danza tribal dando inicio al estilo Tribal Fusion, ampliando el vocabulario de movimientos del ATS y tomando elementos de otras danzas. Modificó el vestuario, haciéndolo menos recargado y la música empezó a tener un rango más amplio: desde tradicional hasta música más moderna. El nuevo estilo propuesto por Jill Parker, produjo un gran impacto en los bailarines de este estilo y abrió las puertas a una nueva forma de tribal, mucho más creativa, expresiva y teatral.

A principios del 2000 en San Diego, California, surgió la compañía Urban Tribal Dance, dirigida por Heather Stants, cuyo estilo estaba inspirado en el hip hop y la danza moderna. Como Urban Tribal enfatizaba la flexibilidad y la frescura, el vestuario para Tribal Fusión tuvo que ser modificado nuevamente. Las responsables de estos cambios, fueron: Mardi Love y Melodía, miembros de esta compañía. Ambas, contribuyeron enormemente en el vestuario que se utiliza en Tribal Fusión actualmente. Mardi creó una nueva tendencia más suave y delicada en los adornos para la cabeza y en los cinturones diseñando incluso una línea de pantalones de danza: el modelo Melodía. A partir de estas dos artistas, el vestuario en la comunidad de Tribal Fusión empezó a estandarizarse.


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *