La danza oriental es cada vez más demandada por mujeres de todas las edades incluida la población infantil y preadolescente. De ahí que tengamos grupos de 3  a 6 años, de 7 a 10  y de 11 a 14 años. Además de las clases regulares a lo largo del año organizamos diferentes eventos, exhibiciones y espectáculos donde participan nuestras alumnas adultas, y sobre todo las pequeñas, ya que para ellas es una motivación  muy importante.

El baile es una actividad que debería formar parte del desarrollo de todos los niños ya que, a través de él, van a poder desarrollar una mejor coordinación de sus movimientos, una mejor rítmica, un mayor control y conocimiento de su cuerpo, desarrollar la memoria y mejorar sus relaciones sociales con otros niños, además de, por supuesto, estar realizando un ejercicio físico en el que se mueven y fortalecen todos los músculos del cuerpo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *